23/5/12

HASTA OBAMA...

IGNACIO FERNÁNDEZ DE MATA
DIARIO DE BURGOS, 23/05/2012. Contraportada.


Es bochornoso hoy en día ser español. Declaraciones como las de Rajoy en el extranjero, permiten vislumbrar perfectamente en qué nos hemos convertido como país: en el chisgarabís internacional. Un Estado sin política propia ni políticos con principios. En la cumbre de la OTAN el Presidente parecía estar tan preocupado por hacer algo que rimara con Chicago que indefectiblemente lo consiguió. Las innecesarias explicaciones sobre que era Ángela Merkel la que quería verle, la insistencia reiterada en la frase burda, llevaron  a las ridículas mofas periodísticas sobre “su amor” en el barquichuelo… O lo que es lo mismo, el miedo de Rajoy a mostrar sumisión, mostró, con absoluta falta de telegenia... sometimiento. “Ha sshido ella”, dijo el pobrecillo.
La Merkel andaba por Illinois jugando su partida: necesitaba saber con qué vasallos cuenta para su cruzada antidéficit. No las tiene todas consigo la buena señora ante la irrupción en el horizonte del posibilitador de estímulos económicos, François Hollande, y la sublevación de los Lander recién salidos de las elecciones regionales alemanas. Rajoy, en vez de mostrarse como presidente soberano, que puede o no reunirse con quien quiera en el marco de una cumbre internacional, se trastabilla y ensucia, exhibe la evidente falta de política propia, el abandono de sus supuestos principios programáticos para ser más de Mordor que el propio Sauron.
Y entonces llega Obama, atlético, sonriente y le dice, “que te estás pasando, Mariano, que con recortar solo consigues asfixiar tu economía...” Y luego, más chulo que un ocho, le dice al p. Banco Central Europeo que apoye la economía de la zona euro comprando deuda y dando liquidez... Vamos, que actúe como la Reserva Federal. Obama sabe de lo que habla: la crisis le empezó en casa con las subprime y el Lehman Brothers... Y ahí está Estados Unidos, creciendo al 2,5%. Lo segundo mejor es el descuelgue de Joaquín Almunia diciendo que el BCE no está para apoyar países... Y a uno le viene a la cabeza aquello del sábado para el hombre o viceversa.
Este país es tan bochornoso como exhiben las presidencias de las Cajas de Ahorros y Bancos. Pero los que además de pasar vergüenza, las pasan putas, somos los, cada vez más hartos, ciudadanos de a pie.

9/5/12

MONSIEUR LE PRÉSIDENT

IGNACIO FERNÁNDEZ DE MATA
DIARIO DE BURGOS, 9/5/2012. Contraportada.

Fue confirmarse que François Hollande iba a ser presidente de Francia y percatarse las autoridades europeas (lo que esa cosa sea) que la obsesión por el déficit no tenía que ser la anulación de todas las políticas. Fue, vaya, irrumpir la política sin complejos y arrumbar a los “expertos”. O lo que es lo mismo, que no nos pueden seguir vendiendo la mandanga de que hay que recortar ineludiblemente por donde más se gasta (sanidad, educación...) porque no es posible salir del hoyo de otra forma. De momento todo objetivo de reducción del déficit se retrasa un año y por fin ha emergido el discurso de la estimulación económica (y no su ahogamiento).
Quiero pensar que hay esperanza porque cerca de aquí hay países con presidentes que, sin desligarse de la coyuntura internacional, parecen mandar de verdad. Presidentes que no sueltan cosas como: “Dije que no lo iba a hacer (compromiso electoral), no lo quiero hacer (¿ideología?), pero si lo tengo que hacer (coacción), lo haré (fracaso personal, ideológico y sumisión a “otros poderes”) aunque me duela” (cinismo vil). Esto con relación a la subida de impuestos, pero son legión las declaraciones idénticas con cada uno de los recortes y retrocesos recientes sobre nuestro languideciente estado social (no tocaremos la educación, no habrá copago, no restringiremos el acceso a la sanidad, respetaremos las pensiones...). ¡Ah!, pero para Bankia, 10.000 millones de euros.
¿Cómo puede ser que se mime tanto la codicia bancaria, fuente suicida de la burbuja inmobiliaria que lastra toda nuestra economía? Con llamar “activos tóxicos” a tanta inversión inmobiliaria malbaratada creen convencernos, siguiendo la metáfora higienista, de que hay que “sanear” los bancos, o lo que es lo mismo regalar dinero a quien lo malversó. Todo sin responsabilidad penal alguna, ni cortapisas a las millonarias indemnizaciones por tan excelsa gestión. Anteponen su sentido oligárquico a los principios liberales más básicos y, desde luego, a toda lógica capitalista.
Apoyo y amnistía a los infractores, ahogo de los impositores, precarización del ciudadano, rescate de los especuladores... y todo eso, “sin querer”. Menudo programa. Me imagino a Rato contando los 1,2 millones de monedas de su indemnización partido de risa. El resto, mirando a París.