19/12/12

SUCIAS OLAS, BLANCAS MAREAS

IGNACIO FERNÁNDEZ DE MATA
DIARIO DE BURGOS, 19/12/2012, Contraportada.

El Tribunal Constitucional ha avalado la atención sanitaria a los inmigrantes sin documentación, tal y como venía haciendo el gobierno vasco. Lo increíble es que tal prohibición (dejar de atender sanitariamente a una parte de la población) se haya planteado y producido.
En el corto período de un año, la deshumanización, la insolidaridad, el empobrecimiento se han cebado sobre nuestra sociedad. De forma brutal hemos retrocedido en derechos, en capacidad para reducir los desequilibrios sociales, en dar amparo y apoyo a los más débiles.
El PP ha demostrado el desprecio por los españoles mintiendo desaforadamente para, entre otras cosas, meter el tijeretazo en la sanidad. Empezaron con el cuento aquel del “turismo sanitario”, y hubo gente que coreó indignada “¡habrase visto descaro!”, “son los de fuera los que provocan las listas de espera”. Y aunque hubo protestas, no hubo entonces “marea blanca”.
El mensaje clasista, insolidario y xenófobo de la derecha gobernante demuestra una cosa: que su “nosotros” pasa necesariamente por la adscripción a una clase social, como supongo estarán descubriendo millones de pensionistas. Ser pobre y ser de derechas es un billete seguro a la frustración. Quienes avalaron que los ciudadanos españoles debían tener más derechos y beneficios que los inmigrantes sin papeles, pusieron el primer peldaño para la escalera de recortes que luego nos ha alcanzado a todos: la bajada de las pensiones, el desmantelamiento progresivo de la sanidad pública, la implantación de una justicia solo para ricos, los recortes asistenciales, la devaluación y empobrecimiento de la enseñanza pública, la desinversión promotora del Estado... Una poda tal del Estado Social que lo va a dejar exangüe.
Cuando permitimos atentados contra la dignidad de las personas, como el perpetrado contra los inmigrantes indocumentados, todos perdemos. No sólo porque virus y bacterias no entienden de documentación, sino porque quien enferma es toda la sociedad, cada una de nuestras conciencias. Quedamos, un poco más, en manos de los depredadores.

  Manuel Ferrol. "Padre e hijo llorando. Despedida de emigrantes".1957.

2 comentarios:

  1. Esto es así: al menor descuido, se puede perder en un año conquistas sociales -de dignidad humana- que han tardado siglos en obtenerse.

    ResponderEliminar
  2. Hay quien no entiende que sólo en la unión de los débiles, hay capacidad de enfrentarse a Sauron. De otra forma somos un juguete en sus manos mientras miserabilizamos nuestras ya precarias vidas.
    ¡Felices Fiestas!

    ResponderEliminar