25/9/13

SAUROCRACIA


IGNACIO FERNÁNDEZ DE MATA.
DIARIO DE BURGOS, 25/09/2013. Contraportada.

“Cuando despertó, la democracia ya estaba allí”. Así podría decir el cuento presente. Como forma narrativa, impecable; plena de potencia evocadora. Pero ni el monterrosiano dinosaurio original, ni democracia que tal nombre merezca, existen por el simple hecho de mentarlos.
El Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre las Desapariciones Forzadas o Involuntarias está en España para investigar los crímenes del franquismo. Su visita coincide con las órdenes de detención sobre cuatro supuestos torturadores dictadas por la juez argentina María Servini de Cubría en aplicación del principio de Justicia Universal.
La llegada del Grupo de la ONU se explica porque todavía yacen en fosas comunes cerca de 100.000 españoles infamemente asesinados. Y existe la sólida sospecha de que el Estado español no atiende convenientemente a las víctimas, ni asume su responsabilidad en todo lo concerniente a los crímenes contra sus propios nacionales: ni les exhuma, ni anula los vergonzosos consejos de guerra que en algunos casos mediaron, ni indemniza a las familias afectadas. Coincidiendo con la visita de los inspectores de la ONU, la Fiscalía de la Audiencia Nacional, muy en línea con el ministro del ramo, ya ha dicho que no ve necesarias las detenciones solicitadas por la juez argentina... Incalificable.
Es sabida la baja calidad de nuestra democracia, más preocupada por las formas que por el fondo. No nos podemos acostar dictadura y levantarnos democracia sin más. Lo que ahora quieren vender como “modelo de convivencia”, pongo por caso, frente al secesionismo catalán, sólo lo puede ser desde la asunción rotunda de las bases de una auténtica democracia. Y esto implica arrostrar nuestro pasado y nuestras vergüenzas, defenestrar de una vez la deficiente transición para hacer profesión sincera de justicia, equidad y respeto por la pluralidad (incluyendo el Estatut). Pero, parece, nunca es el tiempo oportuno para ello.
Restar importancia, por ejemplo, a esas fotografías de militantes del partido en el Gobierno exhibiendo la bandera de la dictadura y el saludo fascista, es un grave error. Éstas evidencian mucho más que la simple estupidez e ignorancia de sus protagonistas: muestra el carácter de farsa cómica que la democracia tiene para algunos.

 
Exhumación en La Andaya (Burgos, 2006)

11/9/13

“NO LISTEN THE ASK”

IGNACIO FERNÁNDEZ DE MATA
DIARIO DE BURGOS, 11/09/2013. Contraportada.

De entre las muchas críticas sobre el fiasco olímpico, las mayores afectan, lógicamente, a los políticos y miembros del COE. Siendo Ana Botella una postiza alma máter del proyecto madrileño, su inevitable protagonismo ha dejado claro un secreto a voces: la nula capacidad de la señora de Aznar para la política. Mucho se ha dicho de sus esperpénticas intervenciones en ¿inglés?, pero no menos preocupantes fueron las realizadas en castellano: sin línea argumental, sin coherencia, sin respeto por la inteligencia del inquiridor. La imagen que la primera regidora del país ha dado de España sólo puede calificarse como patética.
¿Qué decir de Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español? Opacado por la rutilante alcaldesa, ha pasado desapercibido su nulo conocimiento de la lengua que gestiona los juegos olímpicos. Aunque parezca increíble, mil veces peor que el de Ana Botella. Y siendo esto grave, es menos terrible que la constatación de que no tiene ni idea de cómo se alcanza una concesión olímpica, de qué intereses e inversiones dominan esta escena, qué son (antes que quiénes son) los jueces del COIE. Pocas cosas son menos limpias que estos grandes comités internacionales y sorprenden comentarios infantiles del tipo “nos habían prometido su voto...”.
“El príncipe vuelve reforzado”, repiten los titulares. Impresionante. Es que habla idiomas (¡faltaría más!), ítem más, que es capaz de decir algo coherente en público... Conclusión inevitable dado con quién le comparábamos: Botella, Blanco, Rajoy.
En cuanto a la prensa... la euforia que destilaban portadas y locuciones sorprendía frente a lo que, por ejemplo, venía proclamando la BBC: que Tokyo era la candidatura más sólida y con más posibilidades. ¿Cuál es el papel de los medios ante empresas nacionales multimillonarias como los Juegos? ¿Simple corifeo de los políticos por un malentendido compromiso con el país? ¿Dónde estaba el análisis de oportunidad, de la inversión precisa, de la gestión y corrección de los proyectos, de su viabilidad a largo plazo, de las prioridades nacionales y los intereses de un país en grave crisis? ¿Dónde queda la defensa de los intereses de los ciudadanos? En fin, perdimos una ilusión; ojalá ganemos en discernimiento.


 Antonio López. "Conejo desollado". 1972.