18/2/15

OJALÁ...

IGNACIO FERNÁNDEZ DE MATA
DIARIO DE BURGOS, 18/02/2015, Contraportada.

El innecesario –y pronto sabremos si anticonstitucional– pacto contra el terrorismo del PP y PSOE se sostiene sobre elementos confusos de castigo y represión, con grave violación de las libertades. Oyendo a Rajoy y a Sánchez pareciera que hasta ahora España no ha sabido luchar contra el yihadismo. Sin embargo, las fuerzas de seguridad españolas han sido las más eficaces de Europa: detuvieron en 2004 a los terroristas del 11-M y desde entonces no ha habido año en que no capturen a sujetos vinculados de una forma u otra con la yihad en suelo español. Dos conclusiones: los cuerpos policiales españoles funcionan; y tenemos herramientas jurídicas suficientes para luchar contra el terrorismo.
Entonces, ¿para qué el pacto? Solo cabe concluir que para excitar el miedo. Es vieja la práctica de alentar fantasmas de inseguridad en períodos electorales. Supone un juego sucio pero efectivo, especialmente en beneficio de los partidos conservadores.
No cabe duda de que el yihadismo es una amenaza real. Pero deberíamos preguntarnos ¿por qué jóvenes nacidos en Europa acaban ingresando en grupos yihadistas? Las respuestas deben ser autocríticas con nuestro modelo de convivencia y respeto. Ignorantes de sus prácticas, los europeos menospreciamos lo islámico en un ejercicio de autocomplaciente etnocentrismo. En el caso de España con el añadido del contraproducente peso de la religión en nuestra identidad colectiva —en la que el moro sigue siendo el gran otro cultural—, carentes de un laicismo cívico real que equipare en valor las distintas creencias y las fije al ámbito privado. Los libros de historia escolares siguen hablando de una falaz reconquista, y de los godos como si fueran españoles. En cambio, ocho siglos sobre tierra ibérica, casi treinta generaciones naciendo y muriendo no convierten en españoles a los musulmanes peninsulares… Y en esos mismos ámbitos escolares se menosprecian elementos tan sensibles como el hiyab reduciéndolo en sus reglamentos de convivencia al valor de una gorra de adolescente gamberro en vez de, v. gr., a portar un escapulario… Las comunidades musulmanas europeas son las primeras preocupadas por evitar que sus jóvenes se radicalicen por causa del rechazo experimentado. Nuestro común interés es hacerles ver que ya están en casa, que independientemente de la religión otras son las cosas que nos unen como iguales. ¿Esto no es pactable?


Ilustración de "El libro de los juegos", de Alfonso X.