29/4/15

LA MAREA PIJA

IGNACIO FERNÁNDEZ DE MATA
DIARIO DE BURGOS, 29/04/2015. Contraportada,

Pocas cosas más claras del difícil panorama político que el asqueo por la indignidad que exhiben los políticos viejunos, refocilándose en la  “legalidad” de sus ingresos no declarados, comisiones injustificables, servicios impúdicos. La marea de escándalos no cesa y cubre la totalidad ibérica de fértil abono —en castizo, mierda— que hace crecer nuevas hierbas a la sombra del PP y del PSOE.
La crisis acabó con el sueño de imparable progreso que alimentaban los viejos partidos. Las clases medias, adictas a la droga del “Ud. no se preocupe por nada”, tardaron en abrir los ojos. Y una vez abiertos, quedaron horrorizadas por el paisaje. El sueño constitucional de un país para todos había sido conducido al fracaso. La crisis venía a dar la puntilla a la igualdad de oportunidades, a la justicia para todos, a la preocupación por la gente —por su  educación, por su salud, atención y bienestar—. Y lo peor, todo ha sucedido con el concurso de nuestros votos y palmaria ceguera.
El rescate, si así lo podemos llamar, vino de la mano de quienes decidieron arremangarse y no tragarse más las tontoladas de que era cosa de una o dos manzanas. Como se va viendo día a día, es cosa del cesto entero. Ahora bien, ¿qué está sucediendo con las alternativas y con los votantes? Empezando por estos últimos, se aprecia el cansancio de tanta hiperactividad crítica. Las jibarizadas clases medias echan de menos los tiempos de yonquis y se corre el riesgo de caer en una superficiliadad de compromiso. Hartos de caspa vieja, de fachas histriónicos corruptos quieren creer que Ciudadanos es una derecha centrada, a lo Cameron, con flequillo y suave discurso neoliberal. Y Rivera, “uno de ellos”, ha entendido la demanda y ofrece un  sueñito americano: guapos y triunfadores… Eso sí, vigilados por sus propios detectives a la caza de inconvenientes trepas o fachas.

Con una clase media en peligro de extinción, ¿qué hace Podemos? Me temo que perderse. Gestionar tanta heterogeneidad de origen no es fácil. Los posibles votantes no entienden las puyas internas, las nuevas banderías regionales, las obsesiones por descabezar IU o el desembarco de listas ajenas.  Los tiempos son convulsos y precipitados, y es importante transmitir solidez, convicción y proyecto. ¿Lo hay? Porque los pijos están sobrerrepresentados… 


No hay comentarios:

Publicar un comentario