24/6/15

LOOKING FOR PETER

IGNACIO FERNÁNDEZ DE MATA
DIARIO DE BURGOS, 24/06/2015. Contraportada.

   He notado un hálito de esperanza entre alguno de nuestros convecinos tras la última puesta en escena de Peter Sánchez, del SWSP (Spanish Socialist Workers Party). Acompañado de Mrs. Gómez nuestro Peter se envolvió en la bandera, como un buen demócrata cualquiera… Faltó el desplome de miles de globitos al terminar para ser una gran convención, pero entiendo el debate: ¿globos rojos con el logo del PSOE? ¿Globos rojigualdas? ¿No será demasiado rojismo? ¿Tal vez demasiado españolismo?
   La nueva estrategia del PSOE, la cacareada vuelta a los orígenes, a la coherencia y significado de sus siglas ha quedado en la invasión del espacio recientemente ocupado por Ciudadanos. Primer mensaje: el PSOE da perdida la batalla por el flanco izquierdo; solo aspira al moderantismo. Parecía que Podemos les había arrebatado la etiqueta de socialdemócratas. Ahora sabemos que no fue así; se la han regalado.
   Segundo mensaje: la izquierda (o asimilables) conquista los símbolos nacionales. En puridad, la utilización de la bandera como símbolo nacional nada debería tener de extraño. Seguramente, lo más loable del acto en el Circo Price (LOL) es la normalización de los emblemas nacionales, perversamente secuestrados desde hace una eternidad por la derecha. Es cierto que en España tenemos una historia complicada con los símbolos pero también que nuestro problema tiene más que ver con toneladas de intolerancia y exclusivismo que con lo acertado de los colores. Aceptemos que la actual es la vigente, no pidamos más por el momento. Que sirva para algo más que los mundiales… Y para los puristas vexilológicos de la izquierda, (que son legión): si ha de venir la república, tranquilidad, ya haremos una de lunares. Por cierto, a cada cual lo suyo, en esto ya se adelantaron los de Podemos al reclamar el uso del término patria como valor colectivo por encima de siglas. “La patria no es un pin en la solapa”, dijo en enero el joven Pablo Iglesias.
   El problema, desde mi punto de vista, es creer que el cambio, esa nueva palabra mágica, puede llegar “tranquilo” o centrado… En filología eso es un oxímoron. Y por ahí, oigan, no. Hasta las gónadas ya de sucedáneos y marcas blancas. Dennos, por favor, argo güeno (de una p. vez).


12/6/15

EL ÓRDAGO (DE BAÑERES)

IGNACIO FERNÁNDEZ DE MATA
12/06/2015


   ¿Cobarde o temeraria? ¿Coherente o desmedidamente ambiciosa? La propuesta última de Gloria Bañeres le sitúa en el ojo del huracán político de la ciudad. Si sus palabras son ciertas, algo de mella hizo la declaración del bloque progresista de que su abstención la convertía en una aliada del PP. ¿Qué es lo que de verdad no ha alcanzado Bañeres del PP? La puesta en escena de su decisión última no avala que sea por pura resistencia del PP a sus demandas… Ha de ser algo que se le escapa a su propia compañera de partido Álvarez de Eulate… Algo más personal, tal vez más taimado.
   La aparente huida hacia delante —votarse a sí misma—, tiene unos gramos de malignidad. En principio el resultado podría ser el mismo: que acabe gobernando el PP. El caso es que ha hecho una llamada al bloque Psoe-Imagina… Luego sí se ve de alcaldesa pero ¿a qué precio?
   La posibilidad de desbancar al PP del ayuntamiento es muy, pero que muy tentadora. Sobre todo abre la posibilidad de poner en acción los cambios de políticas demandados por los ciudadanos que mayoritariamente han votado en contra del PP, esto es, a otras opciones: el 68,56%. Lo de la lista más votada es una trampa saducea para conservar poder, y esa es la amenaza que pende sobre todos los burgaleses —solo un 31,44% ha votado al PP—. ¿Por qué es más justo que ese tercio decida sobre la mayoría?
   Ahora bien, ¿qué implica pactar con Bañeres? Si quiere entrar en la historia como primera alcaldesa de Burgos en ese lote debería ir el facilitar el cambio regenerativo hacia un sistema más participativo, más al servicio de los ciudadanos, más justo… Se puede hacer historia, o se puede ser una anécdota. El bloque progresista podría aceptar que Bañeres fuera alcaldesa si ella asume el acuerdo que ellos ya han firmado, un acuerdo que profundiza democráticamente la gestión municipal y de impecable sentido ético y regenerativo. En ese viaje, C’s se mostraría como un partido auténticamente comprometido con su realidad social, asumiendo los riesgos de ir contra lo establecido y su carencia ética. Pero si Gloria Bañeres renuncia a consensuar, a reunirse con sus posibles aliados antes de la elección, todo es una trampa y un juego de una mediocre y ramplona política de cabildeo y entrecortinajes.

   ¿Busca Bañeres el bien de Burgos? ¿Apuesta C’s por cambiar el monipodio que gobierna Burgos? ¿O está pidiendo su parte de la tarta? Por sus obras los conoceréis… El órdago está echado, pero igual la jugada buena no era esta... Al final sí va a ser un favor al PP. Y ella será la gran retratada.


10/6/15

EL PACTO PACTADO

IGNACIO FERNÁNDEZ DE MATA
DIARIO DE BURGOS, 10/06/2015. Contraportada.

   El arte del pacto es sutil y delicado, osado unas veces, paciente las más. Pactar requiere leves galanuras, la tensión del furtivo, palabras justas y codos de fullero. En una negociación se han de escuchar los silencios, los tronantes suspiros, la inquietud sobrevenida… Si nada se sabe de gestos se está perdido frente al que manos ajenas lee, o el leve arqueo de cejas, un cruce de piernas, o la incomodidad corporal… El buen negociador llega comido y convencido de su fuerza, aun cuando esta no exista; y jamás invoca como principio el máximo deseo final. Marcará tiempos sin nombrarlos, tensará sin romper y permitirá a la otra parte creer suyos los tantos propios… y mostrar así generosidad para con uno. Nunca un buen acuerdo llega pronto: hay que dosificar las aproximaciones, graduar la información, dudar —o parecerlo— y consultar —o parecerlo— con quienes se representa… Mínimas las posturas de fuerza, ausentes las chanzas, por tales vías se alcanza la apoteosis acordante.
   En las mesas de estos días se ve quien está por el pacto y quien sufre su representación; quien está hambriento de acuerdo y a quien harta la sutileza y requiebros y así trona disolvente y majadero… Está Gracián y Don Juán, está Quevedo y, a ratos, el bombero torero.
   En la actitud de algunas se percibe que todo está ya dicho y lejos de las mesas, esposadas a decisiones oscuras, ya han rifado sus bazas. Hay negociadores que no están presentes, que venden cara la disciplina de sus peones. Las hay cucas y las hay Cifuentes, viejasniñas urdidoras que saben de los nervios del novicio, del cosquilleo de la fama nueva, y guiñan y premian y halagan y embozan toda la fealdad antigua pues ahora solo soy vuestra y solo vuestro agrado me mueve…

   Pactan algunos a lo cuerdo, los más sin saberse en un tablero mayor. Muchos llenos de afeites les duele tanta luz, braman: demasiados ingratos plenos de bisoñez. A ellos berrean aquellos lactantes con ganas de dentición. Alcaldables torpes, masones escasos, ilusión confundidora… Mucho grano se anda perdiendo entre tanto tahur.


A. Modigliani. Retrato de un hombre con sombrero. 1915.