12/6/15

EL ÓRDAGO (DE BAÑERES)

IGNACIO FERNÁNDEZ DE MATA
12/06/2015


   ¿Cobarde o temeraria? ¿Coherente o desmedidamente ambiciosa? La propuesta última de Gloria Bañeres le sitúa en el ojo del huracán político de la ciudad. Si sus palabras son ciertas, algo de mella hizo la declaración del bloque progresista de que su abstención la convertía en una aliada del PP. ¿Qué es lo que de verdad no ha alcanzado Bañeres del PP? La puesta en escena de su decisión última no avala que sea por pura resistencia del PP a sus demandas… Ha de ser algo que se le escapa a su propia compañera de partido Álvarez de Eulate… Algo más personal, tal vez más taimado.
   La aparente huida hacia delante —votarse a sí misma—, tiene unos gramos de malignidad. En principio el resultado podría ser el mismo: que acabe gobernando el PP. El caso es que ha hecho una llamada al bloque Psoe-Imagina… Luego sí se ve de alcaldesa pero ¿a qué precio?
   La posibilidad de desbancar al PP del ayuntamiento es muy, pero que muy tentadora. Sobre todo abre la posibilidad de poner en acción los cambios de políticas demandados por los ciudadanos que mayoritariamente han votado en contra del PP, esto es, a otras opciones: el 68,56%. Lo de la lista más votada es una trampa saducea para conservar poder, y esa es la amenaza que pende sobre todos los burgaleses —solo un 31,44% ha votado al PP—. ¿Por qué es más justo que ese tercio decida sobre la mayoría?
   Ahora bien, ¿qué implica pactar con Bañeres? Si quiere entrar en la historia como primera alcaldesa de Burgos en ese lote debería ir el facilitar el cambio regenerativo hacia un sistema más participativo, más al servicio de los ciudadanos, más justo… Se puede hacer historia, o se puede ser una anécdota. El bloque progresista podría aceptar que Bañeres fuera alcaldesa si ella asume el acuerdo que ellos ya han firmado, un acuerdo que profundiza democráticamente la gestión municipal y de impecable sentido ético y regenerativo. En ese viaje, C’s se mostraría como un partido auténticamente comprometido con su realidad social, asumiendo los riesgos de ir contra lo establecido y su carencia ética. Pero si Gloria Bañeres renuncia a consensuar, a reunirse con sus posibles aliados antes de la elección, todo es una trampa y un juego de una mediocre y ramplona política de cabildeo y entrecortinajes.

   ¿Busca Bañeres el bien de Burgos? ¿Apuesta C’s por cambiar el monipodio que gobierna Burgos? ¿O está pidiendo su parte de la tarta? Por sus obras los conoceréis… El órdago está echado, pero igual la jugada buena no era esta... Al final sí va a ser un favor al PP. Y ella será la gran retratada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario