9/3/16

INMOLACIÓN

IGNACIO FERNÁNDEZ DE MATA
DIARIO DE BURGOS, 09/03/2016. Contraportada.

Los agitados tiempos políticos que vivimos no son tan confusos como algunos quieren hacernos creer. La permanente intoxicación del lenguaje evidencia que lo está en juego es mucho más que formar gobierno.
Primero, por básico, todos los votos son válidos: en el Congreso no hay grupos políticos ilegítimos. ¿Cómo que el apoyo o abstención de independentistas o nacionalistas es indigno? Sus escaños proceden del ejercicio de ciudadanos españoles con derechos y que defienden sus ideas —las que sean— democráticamente. Decir lo contrario es confirmar absurdamente las tesis de los secesionistas más furibundos.
En cuanto a los actores del juego, no es verdad que sea solo cosa de aritmética parlamentaria. Asistimos a la encarnizada lucha de dos bandos: el que responde al juego de los intereses de las grandes estructuras político-económicas internacionales; y los que miran a la calle. El primero quiere continuar la inercia constrictora europea, un neoliberalismo insolidario que pide perdón los domingos en el templo por lo que hará el resto de la semana. El segundo, dar la vuelta a ese calcetín tramposo que tanta inequidad y sufrimiento está ocasionando.
Quienes piensen que Sánchez se inspira en el modelo portugués, se equivocan. El camino que ha emprendido el PSOE es el de no contrariar al eje franco-alemán. En el fondo los socialistas están jugando al mismo juego que propone el PP: eso que llaman la gran coalición, solo que el PP ahora es un inmenso lastre. El problema —si es que lo es— es que esto conlleva la inmolación del PSOE. Sánchez se ha obsesionado en mostrar a los observadores internacionales que él es el  eje sustentador del sistema neoliberal —lo llaman tener altura institucional—. De ahí esa ridícula condición siamesa de ir de la mano de C’s para negociar. Tras abandonar el espacio de la izquierda, el PSOE’s se ha convertido en un partido demócrata cristiano, una suerte de PNV español: proclive a algunas políticas sociales, leves modernidades de estilo y un fuerte sentido empresarial. Hasta ha desarrollado un discurso hipernacionalista… frente a Cataluña. Con su abrazamiento de C’s, el PSOE’s quiere obtener un tipo de centralidad que le aleja de la gente y de su identidad histórica. Vendiendo su alma, el PSOE’s compra un rincón en el museo de cera.

Imagen de la película Dorian Gray, 2009.