31/5/17

UN TAL MOIX

IGNACIO FERNÁNDEZ DE MATA
DIARIO DE BURGOS, 31/05/2017. Contraportada.

Querido Claudius:
Espero que al recibo de ésta tú y los tuyos os encontréis bien de salud. Yo, gracias a Dios, tirando. Los niños te mandan abrazos y te agradecen los Gummibären que enviaste.
He retrasado esta respuesta porque no sé muy bien qué añadir a los comentarios de tu última carta. Me pareció muy hermoso que calificaras estos tiempos como “desangelados”. También para Alemania. En el caso de mi patria te diré que los últimos ángeles vistos fueron liquidados en una carga policial en la Transición. Se rumorea que sus alas han servido para relleno de cojines de Ágatha Ruiz de la Prada.
En España, amigo mío, vivimos en la permanente perplejidad, sin posibilidad ya de sorpresa. Cuando escribiste que estabas seguro de que tras la detención de Ignacio González, Rajoy iba a dimitir, y que te apostabas una Fürst Wallerstein, disculpa, pero me dio la risa. Comprendo perfectamente que cualquier persona con cierto sentido ético, con conciencia de lo que supone la responsabilidad de encabezar un partido político y un gobierno, piense que existen virtudes cívicas, exigencias éticas… Seguro que en Alemania lo veis así. De momento, te informo de que me debes una birra.
Ayer nos desayunamos con que el fiscal anticorrupción, un tal Moix, el mismo que dificultaba la investigación del presuntamente corruptísimo expresidente de la Comunidad de Madrid, tiene parte de una sociedad en Panamá de la que, al menos, pende un chalet de lujo. Sí, es el mismo que reconvino a los fiscales del caso González y trató de evitar uno de los registros, con gran escándalo de sus subordinados…  Este Moix era esperado como fiscal para sus causas por el propio Ignacio González, quien en conversación telefónica con el exministro Zaplana, le dijo que “Si sale [le nombran fiscal anticorrupción] es cojonudo. Se llama Moix, es un tío... serio y bueno”.
El tal Moix ha sido reprobado por el Congreso de los Diputados, ese sitio que, para lo que el Gobierno quiere, representa a la soberanía nacional, y para lo demás, son una panda de amargados que tienen manía al PP, ahora que ya no tiene la mayoría de la cámara.
Si quieres, sigo aceptándote estas tristes apuestas cerveceras, pero me genera mala conciencia jugar con tanta ventaja…
Cuídate mucho y saluda a tu alcalde de mi parte.
Te mantendré informado de la próxima arcada.


17/5/17

EL OCASO DEL VALLE

IGNACIO FERNÁNDEZ DE MATA
DIARIO DE BURGOS, 17/05/2017. Contraportada.

El BOE del 2 de abril de 1940 recogió el decreto firmado el día anterior ordenando la construcción de un monumento en la finca de Cuelgamuros “para perpetuar la memoria de los caídos en nuestra Gloriosa Cruzada”. El 1 de abril de 1959, tras años de explotación por parte de las empresas Banús, Agromán y Huarte de miles de presos políticos como obreros, se inauguraba el Valle de los caídos.
El inmenso panteón acoge los restos de decenas de miles de personas, la mayor parte vinculados al bando sublevado, pero también de los vencidos, claro que sin consentimiento alguno de las familias. Junto a estos, las tumbas de José Antonio Primo de Rivera, fundador del partido fascista Falange Española, y los del propio dictador, Francisco Franco. El recinto, con su arquitectura totalitaria, es una apabullante loa a la dictadura, a sus símbolos y a sus pretensiones providencialistas. Todo él transmite ideología y aliento para nostálgicos del régimen.
Del último gobierno de Zapatero quedó un informe inaplicado recomendando la resignificación del lugar como espacio de reconciliación. Un sinsentido. Franco ya jugó con tal idea en sus ulteriores reinterpretaciones de Cuelgamuros como lugar de encuentro de los dos bandos de la Guerra por la inclusión de los restos robados de los vencidos.
Cuelgamuros no es Auschwitz, no es la Esma, hoy centros de memoria. Los campos de concentración o Escuela Superior de la Armada —centro de detención y tortura de la dictadura argentina—,  no buscaban la exaltación de sus regímenes a través de la arquitectura. El valle, sin embargo, fue creado como ejemplo de edificación monumental para impacto y transmisión del ideario franquista. No es, pues, resignificable. Su destino, en todo caso, debería ser el silencio, la degradación que le aqueja, el paulatino olvido. Antes deberían ser espacios de memoria las miles de fosas comunes de la represión nacionalista.
Las únicas inversiones justificables en el muy deficitario complejo deberían aquellas que atiendan las solicitudes de devolución de restos y la provisión de un espacio para honrar para los muertos allí contenidos. Vuélese la cruz, ciérrense la abadía, la basílica, la hospedería, la escolanía y déjese que la hiedra cubra el monstruo. 


3/5/17

FECAL

IGNACIO FERNÁNDEZ DE MATA
DIARIO DE BURGOS, 03/05/2017. Contraportada.

Miro desangelado la patria mía y veo mierda a mansalva. Miro sus muros cubiertos de bosta seca y veo discurrir por ellos, lentos y sin freno, detritos flácidos que ya no hacen reguero o rastro: son mortero ciego. Mierda vieja, habitual, institucionalizada… Mierda cotidiana, naturalizada. Mierda que aturde, que empapa y sobrepasa. Heces sobre majada espesando el río de excrementos. Un país cagado, excretado, deyectado. Un país fecal.
Nadie puede engañarse. Ya no hay excusas. No es cuestión de bandos; desde luego no de principios. Todo ha sido engaño, traición y mentira. La patria saqueada, vendida, enmierdada.
Mueren matando: la dignidad, la confianza, sí, pero también el Estado. Comenzaron con las grandes privatizaciones de empresas que son todas puntales del IBEX 35, o lo que es lo mismo, que aportarían hoy grandes beneficios al Estado para la realización de políticas públicas que redujeran las desigualdades y necesidades de la ciudadanía. A cambio se han forrado los compañeros de pupitre, los amigos, el clan. Siguieron con todos los chiringuitos y  vaciados de lo público… Nos han vendido un patriotismo-humo, de bandera y pulserita mientras sacaban el dinero a Suiza, Panamá, Andorra… Y ni les preocupaba España, ni los españoles a los que han depauperado, ni la religión o la familia, bueno, ésta sí, las famiglias tipo Gambino o los Gotti: Gürtel, Púnica, Lezo, Eólica, Brugal, Bárcenas, etc.
Se ponga como se pongan solo queda una: echarles. No hay excusas posibles sobre cortesías o negociaciones de pasillo previas. No puede invocarse más dignidad que la del amoniaco puro. Con este panorama, hasta la moción de censura se queda corta. Y quien reniega de ésta se convierte en cómplice de la corrupción, en vil coprófago sin posibilidad de matiz. Y si el PSOE no entiende esto, quiere decir que tanta real politik les ha convertido en consumados zombies.
Ahora querrán convencernos de que el enemigo es el independentismo. Y en Cataluña, el españolismo. Y no, el enemigo son ellos: los corruptos que han lapidado el país, lo han evacuado y nos han dejado su mierda (perfectamente protegidos por nauseabundos ministros y fiscales).