31/5/17

UN TAL MOIX

IGNACIO FERNÁNDEZ DE MATA
DIARIO DE BURGOS, 31/05/2017. Contraportada.

Querido Claudius:
Espero que al recibo de ésta tú y los tuyos os encontréis bien de salud. Yo, gracias a Dios, tirando. Los niños te mandan abrazos y te agradecen los Gummibären que enviaste.
He retrasado esta respuesta porque no sé muy bien qué añadir a los comentarios de tu última carta. Me pareció muy hermoso que calificaras estos tiempos como “desangelados”. También para Alemania. En el caso de mi patria te diré que los últimos ángeles vistos fueron liquidados en una carga policial en la Transición. Se rumorea que sus alas han servido para relleno de cojines de Ágatha Ruiz de la Prada.
En España, amigo mío, vivimos en la permanente perplejidad, sin posibilidad ya de sorpresa. Cuando escribiste que estabas seguro de que tras la detención de Ignacio González, Rajoy iba a dimitir, y que te apostabas una Fürst Wallerstein, disculpa, pero me dio la risa. Comprendo perfectamente que cualquier persona con cierto sentido ético, con conciencia de lo que supone la responsabilidad de encabezar un partido político y un gobierno, piense que existen virtudes cívicas, exigencias éticas… Seguro que en Alemania lo veis así. De momento, te informo de que me debes una birra.
Ayer nos desayunamos con que el fiscal anticorrupción, un tal Moix, el mismo que dificultaba la investigación del presuntamente corruptísimo expresidente de la Comunidad de Madrid, tiene parte de una sociedad en Panamá de la que, al menos, pende un chalet de lujo. Sí, es el mismo que reconvino a los fiscales del caso González y trató de evitar uno de los registros, con gran escándalo de sus subordinados…  Este Moix era esperado como fiscal para sus causas por el propio Ignacio González, quien en conversación telefónica con el exministro Zaplana, le dijo que “Si sale [le nombran fiscal anticorrupción] es cojonudo. Se llama Moix, es un tío... serio y bueno”.
El tal Moix ha sido reprobado por el Congreso de los Diputados, ese sitio que, para lo que el Gobierno quiere, representa a la soberanía nacional, y para lo demás, son una panda de amargados que tienen manía al PP, ahora que ya no tiene la mayoría de la cámara.
Si quieres, sigo aceptándote estas tristes apuestas cerveceras, pero me genera mala conciencia jugar con tanta ventaja…
Cuídate mucho y saluda a tu alcalde de mi parte.
Te mantendré informado de la próxima arcada.